IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Miami recibe a la Serie del Caribe con los dominicanos buscando el doblete

Tres décadas después, la Serie del Caribe de béisbol vuelve desde este jueves a la ciudad estadounidense de Miami (Florida) con la República Dominicana defendiendo el título y las ausencias de Cuba y Colombia.

Además del equipo campeón dominicano, Tigres del Licey, los otros seis clubes participantes son Tiburones de La Guaira (Venezuela), Naranjeros de Hermosillo (México), Criollos de Caguas (Puerto Rico), Federales de Chiriquí (Panamá), Gigantes de Rivas (Nicaragua) y Curazao Suns (Curazao).Colombia, inesperada ganadora del evento en 2022, y Cuba se cayeron del cartel respecto a la edición del año pasado en Venezuela, donde compitieron un récord de ocho países.
Miami, una de las 'capitales' latinas de Estados Unidos, hospedará el evento por tercera ocasión. La última de ellas se remonta a 1991, cuando precisamente salió campeona la República Dominicana con los Tigres del Licey.

El torneo se disputará en jornadas de tres partidos hasta las semifinales del 8 de febrero y la final del día 9 y el escenario será por primera vez un estadio de las Grandes Ligas, el LoanDepot Park.

Esta cancha, hogar de los Marlins de Miami y capacidad para unos 37.000 aficionados, toma el relevo de los estadios Orange Bowl y Bobby Maduro, que albergaron los eventos de 1990 y 1991 y fueron después demolidos.

Refuerzos y bajas 

Representantes del país más exitoso en la historia de la Serie del Caribe, los Tigres del Licey son también el club más laureado del evento, con 11 trofeos en su vitrina.

El pasado fin de semana alzaron su vigésimocuarto título del béisbol dominicano al vencer en el séptimo y decisivo juego de la final a las Estrellas Orientales.

El relevista Jonathan Aro, derecho que en 2015 y 2016 tuvo pasantías en las Grandes Ligas con los Medias Rojas de Boston y los Marineros de Seattle, encabeza su lista de lanzadores para Miami después de ser decisivo en la final del torneo local.

Los veteranos Robinson Canó, ocho veces All-Star en las Grandes Ligas, y Raúl Valdés, así como el receptor Webster Rivas, forman parte de las figuras que reforzarán al equipo en su misión de revalidar el título.

Los Tigres protagonizarán el duelo estrella de la primera jornada frente al representante de Venezuela, los Tiburones de La Guaira.

Bajo el mando de Oswaldo Guillén, un manager ganador de la Serie Mundial, los Tiburones se coronaron el domingo por primera vez en el béisbol venezolano desde la temporada 1985-1986 con una victoria ante los Cardenales de Lara.

Jhoulys Chacín, lanzador con experiencia en Grandes Ligas, y el derecho Anthony Vizcaya están entre la decena de refuerzos de los Tiburones para el asalto a su primer trofeo de la Serie del Caribe.

En cambio Maikel García, que también milita en los Royales de Kansas, anunció su baja para el torneo después de participar en el triunfo en el torneo local, donde Tiburones también tuvo el apoyo a inicios de temporada del estelar Ronald Acuña Jr., flamante MVP de la Liga Nacional con los Bravos de Atlanta.

Otro de los choques de la primera jornada enfrentará a los Naranjeros de Hermosillo, representante de México, y los Curazao Suns.

Los Naranjeros, que participaron en la primera Serie del Caribe de Miami en 1990, han triunfado dos veces en el torneo (1976 y 2014) pero llevaban una década sin clasificar.

Un tercer título los convertiría en el equipo mexicano más ganador en la Serie, para lo que se postularán con un plantel comandado por el bateador Isaac Paredes, también jugador de los Rays de Tampa Bay, y el refuerzo del lanzador colombiano Elkin Alcalá.

La Serie del Caribe de Miami se inaugurará con el duelo entre Criollos de Caguas, de Puerto Rico, y Gigantes de Rivas, de Nicaragua.

Fuente

Acento