IV Edición: Recursos energéticos & mineros

Drone podrá sembrar 1.500 semillas en 15 minutos en Ecuador

Ecuador ya cuenta con su primer “Drone Forestal” que combina inteligencia artificial y robótica para acelerar los procesos de reforestación en el país de forma eficiente. La presentación de esta nueva herramienta se da bajo el marco del proyecto “Un millón de árboles para Ecuador”, impulsado por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE). El objetivo es reforestar de forma masiva para compensar los estragos del cambio climático en la región.

Hasta el momento, con la ejecución de este proyecto, se han sembrado 700 mil árboles en Pichincha, Imbabura, Tungurahua, Esmeraldas, Santo Domingo y Manabí. Y, con la puesta en marcha del Drone Forestal entre febrero y mayo de este año, se espera alcanzar la meta de 1 millón de árboles sembrados y tener 900 hectáreas reforestadas a septiembre del 2024.

“La implementación del Drone Forestal es una muestra de cómo la tecnología puede ayudarnos a cumplir nuestras metas verdes. Con esta nueva herramienta aspiramos a reforestar 180 hectáreas en los próximos meses. Esto equivale a sembrar más de 200 mil árboles que capturarán aproximadamente 4.400 toneladas de CO2”, explica Julio César Benítez, director del proyecto 1 Millón de Árboles para Ecuador.

¿Cómo funciona? Miles de voluntarios ayudan con la siembra y monitoreo forestal. Además, los investigadores de la PUCE preparan las semillas a través de un proceso de pre-germinación, lo que facilita su adaptación al terreno y posterior germinación.

A esto se le añade que el drone tiene la capacidad de sembrar 1.500 semillas en apenas 15 minutos. Es decir, que este avance científico no solo multiplica exponencialmente los resultados de siembra y reduce a menos de un sexto el costo de siembra manual, sino que también permite la reforestación en zonas de difícil acceso para los humanos.

El Drone Forestal se suma a varias iniciativas mundiales que operan con éxito. En Canadá, por ejemplo, se siembra 20 mil árboles diarios para recuperar los bosques pérdidos por incendios; en China, en cambio, pretenden reforestar grandes extensiones del desierto de Kubuqi con la ayuda de esta tecnología o está el caso de Brasil, que también implementaron esta tecnología de manera reciente para reforestar.

Fuente

Vistazo