IV Edición: Recursos energéticos & mineros

El sector asegurador cerró 2023 con más de $1,864 millones en primas suscritas

El sector de los seguros registró un año 2023 con mayor número de primas para alcanzar un total de $1,864 millones, lo que se traduce en un incremento de 9.5% con respecto a los $1,702 millones negociados en primas en el 2022.

De este total, las empresas de la Asociación Panameña de Aseguradores (Apadea) representan el 97.4% del mercado. Si se consideran solo las aseguradoras afiliadas al gremio, éstas registraron un crecimiento de 8.9% en las primas suscritas, al pasar de $1,665 millones en 2022 a $1,815 millones al cierre de 2023.

La industria espera llegar a los $2,000 millones en primas, con la visión de democratizar aún más los seguros, modernizar al sector y captar nuevos mercados.

Así lo destacó Gina Herrero, presidenta de la Apadea, al indicar que para lograr pasar la barrera de los $2,000 millones anuales, el sector requiere crecer de forma sostenida entre 10% y 11% por tres años seguidos.

Explicó que luego de la pandemia lograron recuperar las cifras de 2019 al cierre de 2021 cuando totalizaron $1,587 millones en primas, en contraste con los $1,548 millones de 2019. Actualmente hay más de 438 mil personas aseguradas en Panamá lo que representa 10% de la población.

Por cantidad de primas suscritas, las de salud sumaron $455.1 millones y registraron un aumento anual de 12.3%. Las de automóvil totalizaron $297.9 millones, 5.6% más que en el 2022.

Las primas suscritas en seguro colectivo de vida se ubicaron en $254.9 millones, lo que representa 2.2% con respecto a 2022 y las de incendio y líneas aliadas crecieron 9.3% para totalizar $190.6 millones al cierre de diciembre de 2023.

En vida individual las primas sumaron $176.6 millones (4.8% de aumento anual) y en fianzas $109.8 millones, es decir un aumento de 3% en un año.

En 2023 se registraron 851 millones de dólares en siniestros, cifra que es ligeramente menor (-0.93%) si se compara con los 859 millones reportados al cierre del año 2022.

Los mayores siniestros se reportaron en salud, por $346.6 millones, automóvil $170 millones y por incendio y líneas aliadas $96.4 millones. El porcentaje de siniestralidad en el ramo de automóvil promedió el 57.05% en contraste con diciembre de 2022 cuando estaba en 59.2%. “La mejoría se debe a la gran cantidad de nuevas primas de autos suscritas que crecieron a la par de las ventas de vehículos en el mercado panameño”, agregó la presidenta de la Apadea.

Menor margen de ganancia

La presidenta de la Apadea, Gina Herrero, explicó que aunque crecieron las primas suscritas, la utilidad y ganancia devengada por la industria fue menor. Para el total de la industria se ubicó en 5.5%, incluso algunos ramos la utilidad fue negativa, como en el caso de vida individual con -51.23%.

En el caso del ramo de salud, la utilidad apenas fue de 1.60% y en automóvil de 0.06%. “Este resultado de menor utilidad se debe a que los costos inherentes al ramo en el caso de la salud están mucho más altos”, apuntó Herrero.

Sostuvo que muchas primas se elevan debido al incremento en los costos de insumos médicos.

Por otra parte, explica que lo que eleva la siniestralidad en algunos casos como el de salud es el aumento en los costos de consulta médica que han subido con respecto al año 2019. Por ejemplo una consulta médica que en promedio estaba en $60 y $80 ahora está en $120. Igual sucede con el tema de los medicamentos.

Herrero indicó que en el mercado panameño comienzan a proliferar cada vez más productos y ofertas de microseguros lo que permitirá democratizar el acceso a la población. “Parte del acceso a estos microseguros va de la mano del nivel de bancarización e inclusión financiera en el mercado”.

Uno de los retos que tiene la industria a futuro es la modernización de la legislación. “Se debe diseñar un código de seguro y actualizar la norma que se tiene actualmente para tener mayor certeza jurídica en la industria”.

Indicó que otros de los desafíos es el tema de las fianzas vencidas en el caso de proyectos del sector público, que ha generado incluso una demanda arbitral que pasa por protección a la inversión extranjera presentada contra el país por Banesco ante el Centro Internacional de Arreglos de Diferencias relativas a Inversiones, el Ciadi, organismo dependiente del Banco Mundial.

“Son entre 25 millones y 30 millones de dólares por presentación de reclamos extemporáneos ante las compañías de seguros de obras y proyectos del Estado”. agregó la presidenta de la Apadea.