IV Edición: Recursos energéticos & mineros

La Organización Internacional para las Migraciones OIM donó sistema de control migratorio para la frontera Ecuador-Colombia

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) donó un sofisticado sistema de control migratorio que fue instalado en el Centro Nacional de Atención de Frontera (Cenaf), ubicado en el puente internacional de Rumichaca, en la línea divisoria entre Ecuador y Colombia.

Así lo informó este lunes el Ministerio del Interior de Ecuador en un comunicado, en el que detalló que el sistema de control forma parte del programa europeo de gestión de fronteras (Eurofront), que cuenta con financiación de la Unión Europea.

Se trata de un Sistema de Videovigilancia con Analítica de Datos, con capacidad de reconocimiento facial, lectura de placas de identificación de automóviles y un contador de personas, además de dos salas para entrevistas a migrantes.

El sistema está compuesto por veinticuatro cámaras "estratégicamente ubicadas" en el paso fronterizo y proporcionará "datos cruciales para investigaciones y análisis forense", añadió el Ministerio.

La cartera del Interior explicó que las nuevas salas para entrevistas buscan fortalecer la protección ciudadana ante posibles casos de tráfico de personas, tráfico ilícito de migrantes y delitos relacionados.

Este procedimiento incluye una primera entrevista estándar por parte de los agentes de control migratorio y, si se identifica un caso sospechoso, otros policías proceden a un segundo diálogo en las salas habilitadas en el Cenaf, para evaluar cualquier tipo de riesgo potencial.

El embajador de la UE en Ecuador, Charles-Michel Geurts, destacó la cooperación europea en materia de seguridad hacia el país andino, que intenta superar una espiral de violencia desatada por grupos de delincuencia organizada.

"Esta es una muestra importante de solidaridad de la Unión Europea, sabiendo que su lucha es nuestra lucha. El mismo crimen transnacional está actuando aquí como en distintas partes de Europa", comentó Geurts.

Para José Iván Dávalos, jefe de la misión de OIM en Ecuador, la posibilidad de contar con infraestructuras adecuadas permite también encarar de mejor forma la lucha contra la trata de personas y el trafico ilícito de migrantes.

"Esperamos mejorar la capacidad para identificar a posibles víctimas y aprovechar la analítica para tomar decisiones fundadas en datos reales", recalcó Dávalos.

De su lado, el subsecretario de Migración de Ecuador, Holguer Cortéz, explicó que el equipamiento donado por la OIM permitirá mejorar los controles fronterizos para combatir el delito de trafico de personas.

"Estamos enviando un mensaje a esas estructuras criminales: no permitiremos que continúen abusando de personas vulnerables. Es crucial replicar este modelo en el sur del país", agregó Cortéz en referencia a que el sistema donado por la OIM debería también ubicarse en la frontera con Perú.

"Estamos convencidos que el modelo europeo de gestión integrada de fronteras es de valía para el modelo que queremos desarrollar en Ecuador", añadió por su parte Guido Núñez, subsecretario de Seguridad Pública.