IV Edición: Recursos energéticos & mineros

Banco de la República anunció que el sistema de pagos inmediatos iniciará en 2025

Ayer el Banco de la República anunció que el sistema de pagos inmediatos iniciará en mayo de 2025. Con este avance, los usuarios podrán llevar a cabo la transferencia de pagos entre sí, sin importar la entidad en la que tengan sus recursos depositados. Es decir, que las transferencias se realizarán en “tiempo real”.

Para llevar a buen término este objetivo, se crearán unas “llaves” para que los usuarios se identifiquen con una o varias a la hora de hacer las transacciones: la cédula, el celular, el correo electrónico, un alfanúmero y un merchant ID para comercios. La Llave ID solo puede ser utilizada por el titular de la identificación respectiva, aspecto que deberá verificar la entidad financiera con la información de su usuario.

 

La idea es crear un ecosistema de pagos inmediatos, en el que las transferencias de fondos deberá iniciarse con la introducción manual de estas llaves en los canales digitales de las entidades que ofrezcan pagos inmediatos, así como la lectura de un código QR que incorpora la llave.

En este momento, el Banco de la República se encuentra en la fase tres en la que analizarán y discutirán las reglas y estándares necesarios para facilitar el funcionamiento del ecosistema de pagos inmediatos en Colombia y la promoción de la interoperabilidad al interior del mismo.

Ana María Prieto, directora del departamento de Sistemas de Pago del Banco de la República, aseguró que este nuevo sistema “nos va a acelerar la manera en la que se mueve la economía, pero también nos va a aportar mayor seguridad y mayor eficiencia en el manejo de esa liquidez por parte de las entidades participantes”.

Según el cronograma presentado por el Emisor, en la fase cuatro se realizará el registro de llaves y poblamiento de directorios federados.

Los directorios almacenarán las llaves e información necesaria para asociarlas con el producto de depósito y no reciben información reservada como claves o saldos. En algunos casos, incluyen datos para soportar procesos, por ejemplo de mitigación de riesgos. Y, finalmente, en la fase cinco, mayo de 2025, se dará inicio a la operación.