IV Edición: Recursos energéticos & mineros

Semana del Supermartes en EEUU

16 estados y un territorio de Estados Unidos lleven a cabo votaciones para las nominaciones a las candidaturas presidenciales

Más de una tercera parte del total de delegados disponibles en las primarias presidenciales de los republicanos y los demócratas serán adjudicados el Supermartes, cuando 16 estados y un territorio de Estados Unidos lleven a cabo votaciones para las nominaciones a las candidaturas a la presidencia.

Del lado republicano, 854 de 2,429 delegados estarán en juego en el Supermartes, que tradicionalmente es el día más importante en el calendario de las primarias presidenciales en lo referente al número de estados que llevan a cabo primarias y caucus, así como por el número de delegados en juego. Los demócratas se disputarán 1,420 delegados. Nadie asegurará la nominación el Supermartes, pero los punteros de ambos partidos podrán acercarse bastante.

El expresidente Donald Trump —que ha ganado todas las contiendas en las que ha participado para unos 122 delegados— necesita 1,093 para alcanzar su así llamado "número mágico" de 1,215. Una vez que llegue a ese total de delegados, habrá conseguido la mayoría de los delegados disponibles para la convención republicana de mediados de año y se le considerará el presunto nominado del partido.

Lo más pronto que Trump puede alcanzar esa cifra es el 12 de marzo, aunque eso podría cambiar, dependiendo del número de delegados que obtenga en el Supermartes y los días previos. El número exacto de delegados disponibles en una fecha también puede cambiar a medida que los partidos estatales finalizan sus planes.

Nikki Haley, exembajadora ante Naciones Unidas y la última candidata de relevancia restante por el lado republicano, llega a esta semana habiendo obtenido una fracción de los delegados disponibles en cuatro de los seis estados y territorios que los han adjudicado hasta el momento.

Las reglas de delegados republicanos varían de un estado a otro, pero su sistema por lo general les facilita a los punteros alcanzar rápidamente grandes cantidades de delegados debido a que muchas entidades —incluida California, el premio mayor del Supermartes— otorgan todos sus delegados al candidato que obtiene la mayoría de los votos.

En Texas, que cuenta con la segunda mayor cifra de delegados disponibles, se asignarán 150 delegados con base en los resultados de las primarias del Supermartes, aunque los funcionarios estatales dicen que adjudicarán otros 11 en una convención estatal a celebrarse en mayo.

Por el lado demócrata, el presidente Joe Biden se encuentra en posición para sumar un número significativo de delegados. El número mágico de Biden actualmente es de 1,968, aunque eso podría cambiar ligeramente dependiendo de la forma en que el partido decida manejar el caso de Nueva Hampshire, estado que violó las reglas del partido al llevar a cabo sus primarias demócratas en enero. Lo más pronto que Biden puede llegar a esa cifra es el 19 de marzo. En este momento tiene 206 delegados.

Los demócratas otorgan sus delegados de manera proporcional en todos los estados, lo que —al menos en teoría— hace más fácil que los candidatos en desventaja consigan delegados. El principal rival de Biden, el representante Dean Phillips, no ha podido sacar provecho de ello, pero estas reglas abren la puerta para que opciones como los votos "no comprometidos" o "sin preferencia" obtengan delegados, en caso de ser elegibles al alcanzar el umbral de votos del 15 %, ya sea a nivel estatal o en un distrito legislativo.

Estos delegados no comprometidos, que llegarán a la convención demócrata de mediados de año y pueden elegir a quién respaldar, han sido lo único que separa a Biden de una barrida absoluta hasta el momento. En Míchigan, la opción de voto "no comprometido" obtuvo dos delegados. Siete estados del Supermartes —incluido Iowa, cuyo resultado de sus votaciones a realizarse exclusivamente por correo será dado a conocer ese mismo día— ofrecen una opción similar al voto "no comprometido".