IV Edición: Recursos energéticos & mineros

Inteligencia Artificial: el nuevo aliado en el Liderazgo

El destacado diplomático y premio Nobel de la Paz Henry Kissinger, dijo que "la tarea del líder es llevar a su gente de donde están hacia donde no han estado." Y hoy en día, que el uso de la inteligencia artificial otorga un sinnúmero de beneficios, esta frase cobra particular vigencia.

¿Cuánto están aprovechando nuestros equipos los beneficios de la inteligencia artificial? Probablemente sigan haciendo algunas tareas repetitivas o manuales que fácilmente podrían ser reemplazadas por aplicaciones de inteligencia artificial. O tal vez sigan empleando mucho tiempo en la búsqueda de información, el análisis de datos o en la producción de entregables, cuando existen muchas herramientas de inteligencia artificial que podrían hacerlo más rápidamente e incluso en algunos casos dando un mejor resultado.

La inteligencia artificial claramente ha venido para quedarse y los equipos de alto desempeño que las organizaciones necesitamos serán aquellos que sepan obtener el mayor beneficio posible de estas herramientas. Cuando uno empieza a usar la inteligencia artificial para tareas cotidianas, se da cuenta claramente de al menos dos realidades. La primera es que la inteligencia artificial no va a reemplazar primariamente puestos de trabajo, pero aquellos profesionales que sepan usarla sí lo harán. La segunda es que la productividad del equipo aumenta considerablemente mientras más sepa usar las herramientas que la inteligencia artificial ofrece. Por ello en este contexto, los líderes tienen el desafío de promover en sus equipos el uso de estas herramientas y ayudarlos a transformar su productividad.

Ahora bien, sabemos que todo cambia implica cierta resistencia. Es natural. Tal vez algunas personas en nuestro equipo se encuentran en la fase de negación, creyendo que la inteligencia artificial no les brindará mayor beneficio y que debería ser aplicada para otros procesos o en otras áreas. Tal vez otras personas del equipo están en la fase de resistencia, usando intermitentemente y de manera poco eficiente estas herramientas. O tal vez otros miembros del equipo ya se encuentran en la fase de exploración y están comenzando a integrar la inteligencia artificial en sus procesos cotidianos. Sea cual fuera la situación de nuestros colaboradores, uno de los desafíos actuales del líder es acompañar a sus colaboradores a adaptarse a una nueva realidad e incluso un nuevo estilo de trabajo.

Ciertamente no se puede promover lo que no se usa. Así que tal vez la primera tarea para muchos líderes será empezar a familiarizarse con herramientas de inteligencia artificial que lo ayuden no solamente en sus tareas cotidianas sino también en la gestión y desarrollo de su equipo. Recordemos que dar el ejemplo siempre será el mejor aliado de un buen líder.

Fuente

Gabriel Pereyra