IV Edición: Recursos energéticos & mineros

Ecuador plantea políticas públicas a favor de mujeres en la industria bananera ante Foro Mundial en Italia

La Cuarta Conferencia del Foro Mundial Bananero, organizada por la FAO inició este martes en Roma, en la que el ministro de Agricultura y Ganadería, Danilo Palacios, participó en el “Panel de discusión: Preparando el escenario y mirando hacia el futuro de la industria bananera”.

En este espacio, el Ministro destacó la importancia del sector bananero para el país, resaltó los salarios dignos que se pagan en la industria y que este año alcanzan los 562 dólares. “Ecuador es un país pionero en iniciativas que garantizan un salario digno en la producción bananera”, indicó. 

Danilo Palacios consideró importante fortalecer acciones y crear políticas públicas a favor de las mujeres rurales, vinculadas a la actividad bananera. En ese sentido, manifestó que el Ministerio de Agricultura y Ganadería facilita el acceso a recursos, motiva la capacitación de las mujeres trabajadoras y productoras, así como promueve la organización para que formen parte de cooperativas, asociaciones, comités.

Agregó que se desarrollan soluciones multifacéticas para abordar la seguridad en el trabajo para las mujeres, y se ha recomendado a la empresa privada facilitar visitas médicas gratuitas, así como usar y socializar publicaciones existentes, como las “Directrices de empleo seguro y saludable para las mujeres trabajadoras de la industria bananera de América Latina”.

Además, el ministro Danilo Palacios manifestó que se requiere que los esquemas de certificación exigidos por la Unión Europea se cumplan en todos los eslabones de la cadena y que no se ponga énfasis solo en los productores, a fin de facilitar las relaciones comerciales para hacerlas más transparentes. En este tema, además, propuso que se haga una sola auditoría para tener los diferentes certificados.

También, el Ministro de Agricultura y Ganadería de Ecuador propuso reforzar las medidas de bioseguridad para controlar el avance del Fusarium R4T, plaga que no está presente en Ecuador, pero sí en los países vecinos: Colombia, Perú y Venezuela.

Más tarde, el ministro Danilo Palacios intercambió criterios con Patrizio La Pietra, viceministro de Agricultura y Seguridad Alimentaria de Italia, con quien coincidió en la importancia de asegurar salarios dignos y respeto a los trabajadores agrícolas, así como la sostenibilidad ambiental y económica. Acordaron trabajar en intercambio sobre la construcción de denominaciones de origen, mayor visibilidad sobre la calidad y ventajas de productos ecuatorianos como café, cacao, así como el cumplimiento de las normas ambientales.

Además, analizaron alianzas comerciales para la inserción de pitahaya y aguacate en el mercado italiano y de cooperación sobre la debida diligencia, trazabilidad y no deforestación.

Posteriormente, el secretario de Estado se reunió con la directora General del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Cindy McCain, con quien abordó el impacto positivo de este organismo en Ecuador, especialmente en materia de alimentación escolar, que próximamente se ampliará a 30.000 niños y niñas. También expresó el interés del país de participar en los programas de compra de alimentos, que favorecerán a la agricultura familiar campesina.

Con Josep Gary, asesor principal del Clúster de Naturaleza, Clima y Energía del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), compartió los esfuerzos que hace el país respecto a la certificación y trazabilidad de producción sostenible y libre de deforestación de café y cacao.

También destacó el impulso que se da a los bioemprendimientos de pueblos y nacionalidades indígenas que están próximos a escalar a un posicionamiento internacional, como por ejemplo la hoja de guayusa fresca o deshidratada y la infusión/bebida de guayusa.

Ante Alvaro Lario, presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el ministro Danilo Palacios expuso una cartera de proyectos priorizados que tienen el potencial de transformar el sector rural. Especial referencia se hizo al trabajo de Ecuador con el programa PROAmazonía, que ha vinculado la agenda verde con la de productividad.