IV Edición: Recursos energéticos & mineros

¿CÓMO FUNCIONAN LOS CRÉDITOS EN LÍNEA?

Primero, es importante entender que los créditos en línea son préstamos que se solicitan y se aprueban exclusivamente a través de internet. Esto significa que todo el proceso, desde la solicitud hasta la aprobación, se realiza en línea, lo que permite a los usuarios solicitar un crédito desde la comodidad de su hogar o en cualquier lugar con una conexión a internet.

Atrás quedaron los tiempos en los que se tenía que acudir a una sucursal bancaria o a una institución prendaria para obtener liquidez ante algún imprevisto o para costear algún plan.

La penetración de los créditos en línea está en aumento en México, como consecuencia de una mayor digitalización de los servicios financieros en el país.

En 2023, los créditos en línea ganaron terreno en México. El hecho de que solo el 33% de la población en México cuente con un crédito formal –según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF 2022)– incentiva su adopción.

Los préstamos online que ofrecen plataformas como Credmex, y varias más que ubicamos en el sector Fintech, suelen ser una opción para las personas que no tienen historial crediticio con la banca tradicional, por eso su adopción está creciendo sobre todo en la base de la pirámide, donde es necesario democratizar el acceso a este tipo de productos.

El proceso generalmente comienza con el solicitante llenando un formulario en línea en el sitio web del prestamista, o bien, a través de una aplicación móvil. Este formulario solicita información básica, como el nombre, la dirección, la información de contacto y los detalles financieros. Algunos prestamistas también pueden solicitar documentos adicionales para verificar la información proporcionada.

Esto con la finalidad de corroborar que la persona que está solicitando el préstamo es confiable y pagará el dinero que está recibiendo como préstamo.

Una vez que se envía la solicitud, el prestamista la revisa y toma una decisión. Algunos prestamistas utilizan algoritmos automatizados para evaluar las solicitudes, lo que puede acelerar el proceso de aprobación (incluso en cuestión de minutos). Si se aprueba la solicitud, el prestamista deposita los fondos directamente en la cuenta bancaria del solicitante.

Si bien es cierto que los créditos en línea ofrecen una forma conveniente y eficiente de obtener financiamiento, como con cualquier producto financiero, es esencial hacer su debida investigación de la empresa que los está ofreciendo y asegurarse de que los términos y condiciones sean los adecuados para ti y que sea la opción correcta para tus necesidades financieras. En Credmex, siempre hemos sugerido que el usuario revise las condiciones de cobro y elija las más flexibles o las más apropiadas para el sistema de pago que se tiene planeado.

Además, es importante verificar que la entidad prestamista esté regulada por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El hecho de que se encuentre regulada por organismos oficiales y que cuente con respaldo de instituciones fuertes, evitará que caigamos en estafas o con compañías de dudosa reputación.

No hay que dejarse llevar por la necesidad inmediata, siempre se deben comparar las opciones disponibles en el mercado para que el préstamo sea una ayuda y no un problema posterior.