IV Edición: Recursos energéticos & mineros

NYPA y NY Transco planean una iniciativa para ofrecer energía limpia, mejoras a comunidades y empleos

La Autoridad de Energía de Nueva York (NYPA) y NY Transco trabajan en un proyecto que no solo reduciría emisiones de gases de efecto invernadero, y luchará contra el cambio climático sino que además ayudará a comunidades de El Bronx, Queens y Long Island con el suministro de energía limpia y creación de empleos

Una de las grandes preocupaciones de muchos neoyorquinos comprometidos con el cuidado y protección del Medio Ambiente tiene que ver con la manera en que se produce y transmite energía para cubrir la amplia demanda de electricidad, no solo en la Gran Manzana sino alrededor de todo el estado.

Y en medio de diferentes iniciativas que buscan convertir a Nueva York en líder en materia de energías limpias, un plan denominado Propel NY, promovido por la Autoridad de Energía de Nueva York (NYPA) y NY Transco, están impulsando un proyecto de transmisión eléctrica con el que aseguran, mejorará la confiabilidad y la entrega de energía limpia, incluida la energía eólica marina.

La iniciativa, que proyecta mejoras en la red eléctrica en partes de Long Island, El Bronx, Queens y el condado de Westchester, áreas donde viven miles de familias latinas, trabaja en la construcción de aproximadamente 90 millas de nuevas líneas de transmisión subterráneas y submarinas, a fin de minimizar impactos en las comunidades. Se anticipa que la construcción de Propel NY Energy comenzará en 2026 y entrará en servicio en 2030.

Funcionarios del proyecto, que ya está echando a andar, afirman que las crecientes demandas de energía requieren mayores fuentes de electricidad que sea más limpias, por lo que es vital empujar labores que mejoren la infraestructura de la red.

“Esto apoya a comunidades, con oportunidades de empleos y economías más saludables y proporciona más certeza de que la energía fluirá en los días de cielo azul y también durante la peor de las tormentas, con cuatro nuevas subestaciones y mejoras a subestaciones existentes que maximicen el uso de las propiedades de servicios públicos existentes”, destaca el proyecto.