IV Edición: Recursos energéticos & mineros

Aeropuerto JKF de Nueva York instala última tecnología para verificar documentos e identidad

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) informó que ahora utiliza una nueva tecnología para verificar los documentos e identidad de pasajeros en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy (JFK) de Nueva York.

Esta tecnología confirma la validez de la identificación (ID) de un viajero y confirma la información de su vuelo en tiempo real en los puntos de control de seguridad.

“Esta implementación es la última generación de Tecnología de Autenticación de Credenciales (CAT) para verificar la identidad de los viajeros. Las unidades CAT de primera generación están diseñadas para escanear la identificación con fotografía de un viajero, confirmar su identidad y los detalles de su vuelo. Las nuevas unidades CAT, denominadas CAT-2, tienen las mismas capacidades, pero también están equipadas con una cámara que captura una fotografía en tiempo real del viajero”, explica la TSA.

Es decir, CAT-2 compara la foto del viajero en el documento de identidad con la foto en persona en tiempo real. Una vez que la tecnología confirma la coincidencia, un oficial de la TSA la verifica y el viajero puede pasar por el punto de control, sin tener que proporcionar el pase de abordar. Luego, el sistema de la TSA elimina la foto.

La TSA dice que sus unidades CAT-2 están equipadas con cámaras en tabletas y se utilizan para hacer coincidir el rostro de la persona que se encuentra en el punto de control con el rostro que aparece en la identificación del viajero, como la licencia de conducir o el pasaporte.

Estas nuevas máquinas prometen mejorar la detección de documentos fraudulentos, pues se han presentado licencias de conducir y pasaportes falsos en los puntos de control. “Solo queremos asegurarnos de que usted sea quien dice ser”, señala John Essig, Director de Seguridad Federal de la TSA para el aeropuerto.

Las unidades CAT-2 tienen lo que se conoce como una “biblioteca” de identificaciones programadas que permiten que la tecnología autentique más de 2,500 tipos diferentes de identificaciones, incluidos pasaportes, tarjetas militares de acceso común, tarjetas de identificación de viajeros confiables, tarjetas de residente permanente, visas estadounidenses y licencias de conducir e identificaciones con fotografía emitidas por los departamentos estatales de vehículos motorizados.

Como característica adicional, la unidad no tiene contacto, lo que significa que los pasajeros insertan su identificación y no tienen que entregársela a un oficial de la TSA. De este modo, las unidades reducen los puntos de contacto y aceleran el proceso.

Los viajeros insertan su identificación, miran a la cámara y, si la identificación está validada, el viajero ingresa al punto de control. No obstante, los pasajeros aún deberán mostrar su pase de abordar al personal de la aerolínea.

El sistema también confirma el estado del vuelo del pasajero verificando que la persona tenga un boleto para volar desde un aeropuerto ese mismo día.

Fuente

Vive USA