IV Edición: Recursos energéticos & mineros

Anuncian 400 millones de dólares en fondos federales para la seguridad en los lugares de culto

Un aumento de $400 millones en fondos federales está disponible para la seguridad en los lugares de culto, anunció el domingo el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer.

El aumento del dinero se produce en momentos en que  aumentan las preocupaciones sobre las amenazas contra las comunidades judías y musulmanas , alimentadas en parte por la guerra entre Israel y Hamas.

"Esta es una cascada persistente de intolerancia e incluso violencia, y el estado de odio se ha convertido en un punto de ebullición en Estados Unidos y exige una respuesta mucho más fuerte", dijo Schumer.

Lugares como sinagogas y mezquitas podrían solicitar usar el dinero para contratar personal de seguridad o instalar cámaras bajo el nuevo aumento en la financiación del actual Programa Federal de Subvenciones de Seguridad para Organizaciones sin Fines de Lucro, dijo Schumer, un demócrata, desde la ciudad de Nueva York.

"Las sinagogas, mezquitas, iglesias y otros lugares de culto pueden conseguir tanto personal de seguridad para proteger sus instituciones como cámaras, vallas y ventanas que resistan cualquier tipo de ataque", dijo Schumer.

Las casas de culto deberán presentar su solicitud antes del 21 de mayo para acceder a la primera ronda de fondos.

"Vamos a mantener la financiación para que ninguna sinagoga u otra institución religiosa tenga que vivir con el miedo con el que viven ahora", dijo Schumer.

El programa asignó 305 millones de dólares el año pasado a organizaciones sin fines de lucro para ayudar a proteger sus instalaciones de posibles ataques.

Tres sinagogas de la ciudad de Nueva York, incluida la Congregación Rodeph Sholom en el Upper West Side, y el Museo de Brooklyn recibieron amenazas de bomba por correo electrónico el sábado, dijo un portavoz del Departamento de Policía de Nueva York. Las amenazas provocaron la evacuación de dos sinagogas, aunque no se encontraron explosivos.

La gobernadora Kathy Hochul dijo el sábado en X, antes conocido como Twitter, que “los responsables deben rendir cuentas por sus despreciables acciones”.