IV Edición: Recursos energéticos & mineros

MyRoT: innovador robot para el desarrollo de niños con autismo

Un equipo de investigadores presentó los resultados del proyecto eficacia del árbol robot MyRoT como apoyo didáctico para el desarrollo de la atención sostenida en niños con trastorno del espectro autista (TEA).

El proyecto, financiado por la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt), conocido como MyRoT, es un robot social con apariencia de árbol que incorpora una bocina y una pantalla de tableta.

Fue creado en un proyecto anterior por Herminia Peña, bióloga y escritora, junto a su esposo, Leonel González, experto en automatización, como herramienta para el seguimiento y refuerzo de tareas en niños con TEA.

“Este es el segundo proyecto con este equipo funcional”, detalló Peña, investigadora principal. “Realizamos una investigación en el Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE) de Betania, en la ciudad de Panamá. El estudio fue aprobado por el comité de bioética de la Universidad de Panamá y entre sus objetivos, incluía la inducción de manera dinámica al robot social MyRoT a los estudiantes de 5 a 12 años, en un ambiente controlado para conocer sus reacciones”,añadió.

En el estudio participaron 38 niños con autismo. Se formaron dos grupos, en uno de ellos, los niños recibieron terapia ocupacional de manera tradicional, y el grupo experimental incluyó a niños que recibieron terapia a través de MyRoT.

“Los niños están en un aula con el robot árbol, acompañados siempre por el padre o asistente, nunca solos. El robot social es teledirigido por una psicóloga u otro especialista que se encuentra en otro salón. El especialista habla a través de la aplicación creada para el robot y se reproduce su voz por la bocina”, explicó Peña.

La directora de la dirección de Innovación en el Aprendizaje de la Senacyt, María Heller, señaló que este proyecto es producto de dos convocatorias de la Senacyt. El árbol y las tabletas se presentan como una oportunidad de comunicación entre el terapeuta y las personas con autismo; esta propuesta ha tenido buenos resultados hasta ahora y esperamos que a medida que generen más aplicaciones y aumente su uso en las diferentes regiones de Panamá, el impacto sea mayor.

En el futuro, los creadores del robot MyRoT planean emplear la Inteligencia Artificial para analizar el comportamiento de los niños.

González plantea la necesidad de desarrollar una herramienta que permita un seguimiento más preciso de los niños. Propone utilizar la telemetría a través de dispositivos como relojes inteligentes para recopilar información sobre su comportamiento, los estímulos que les afectan y otros aspectos relevantes.

Los científicos plantean que esta tecnología serviría tanto a terapeutas como a padres, actuando como un asistente virtual que acompaña el crecimiento del niño.