IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Pago por reconocimiento facial: ¿es una alternativa segura para el consumidor?

En épocas de grandes avances tecnológicos, las empresas no quieren quedarse atrás con tal de utilizar estos avances para optimizar su operatividad.

Esto también se ha trasladado al sector financiero, quizá de los sectores que más provecho le han sacado al avance tecnológico, pues gracias a ese aprovechamiento, existen 'fintech', aplicaciones bancarias, bolsillos e, incluso, tarjetas electrónicas.

Ahondando en los medios de pago, en el tiempo reciente, gracias al desarrollo de tecnologías para la biometría, varios comercios se han aventurado a implementar el 'pago por reconocimiento facial'.

¿Qué es?

Tal como suena, es la realización de transacciones monetaria instantánea mediante la lectura facial del rostro del titular de una tarjeta.

Este proceso no guarda semejanzas el uso de los plásticos y los datáfonos que permiten hacer pagos mediante contacto, algo menos dispendioso que el tradicional ingreso de la tarjeta al datáfono o el uso de los cajeros automáticos.

Y es que, según información de 'DW', operadores financieros de gran escala como JPMorgan o Mastercard han sido los principales promotores del uso de la identificación facial para realizar pagos. A su vez, Alipay, proveedor financiero chino, viene utilizando esta tecnología desde hace varios años.

El pago por rostro, a su vez, es considerado un método seguro, incluso más que el uso de tarjeta, celular, o smartwatch, según expertos en ciberseguridad.