Arquitectos y Urbanistas plantean "Esquema de Contingencias” ante el COVID-19.

La iniciativa de profesionales de la Fundación Dominicana de Arquitectura Estratégica, plantearon el “Esquema de Contingencias” en el territorio nacional, articulando acciones preventivas de índole territorial, recomendaciones técnicas, infografía e inferencias estadísticas definidas en el interés de salvaguardar la salud ciudadana y mantener el aparato productivo nacional desde la perspectiva de las dinámicas urbanas regionales del país.  

Este grupo estratégico está integrado por los arquitectos: Mayobanex Suazo, Elmer González, Dominic Abud, Luis Taveras, Herly Valenzuela, Abel Castillo, Adís Ozuna, Humberto Brito, entre otros destacados profesionales de la arquitectura y el urbanismo.

En el documento, establecen diversas recomendaciones y decisiones que pueden ser implementadas en los entornos urbanos y zonas rurales dominicanas, procurando equilibrar la cadena de valor de cada factor interviniente, para desarrollar de manera consecuente las capacidades de resiliencia en materia de logística frente a la pandemia.

Los especialistas plantearon la implementación de protocolos sanitarios estrictos al personal de la construcción, supervisados por los diversos organismos de salud del Estado, así como la  toma de decisiones preventivas de posposición a los eventos multitudinarios programados de las próximas semanas (Feria del Libro, celebraciones de Semana Santa, Eventos deportivos)

En la escala urbana, plantean regularizar los horarios de los desplazamientos de transportes públicos y practicar protocolos de saneamiento sistemáticos en los transportes masivos (Sistema de Metro, OMSA y el transporte interurbano).

Presentaron la relación denominada “Taxonomía de las Generaciones”, mostrando un  esquema de riegos de la población más vulnerable ante el COVID-19, en la que establecen inferencias según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE. La infografía determina que más de un millón de personas en la República Dominicana superan los 60 años y determinando que 3 de cada 4 de estas personas viven en los núcleos urbanos del país, por lo cual se debe hacer énfasis en el manejo de la epidemia en estas zonas.

Sugieren que más de (2) millones de dominicanos se enmarcan en los segmentos más vulnerables a contraer el coronavirus y esa cantidad aproximada se localiza en las tasas actuales de mayor riesgo de mortalidad del virus, por lo que aducen: “Es imperante establecer atención de asistencia y control a estos grupos en el territorio nacional”. Plantean además, definir centros de acopio y suministro de alimentos y medicamentos, “estratégicamente localizados en polígonos consolidados principalmente en las zonas urbanas y metropolitanas de la nación”.

En caso de expansión de la pandemia, establecen que: “la migración desde Haití tiende a aumentar, en busca de esos flujos a las atenciones del Sistema de Salud Dominicano”, por lo que planearon de vital importancia de implementar un Plan Maestro de Salud Fronterizo,  delineado centros de control o zonas sanitarias en la en la frontera dominico haitiana.  

Sugieren consolidar zonas humanitarias de asistencia alimenticia y de salud en la franja fronteriza dominico haitiana, en el objetivo de aminorar la vectorización del virus a zonas urbanas.

Definen, que la adecuada educación, la prevención y la gestión de los procedimientos ante la pandemia en el territorio son los elementos claves. “El ciudadano debe sentir confianza con las informaciones oficiales del Estado y se deben dotar de al menos (100) áreas de prueba y asilamientos, estratégicamente localizados en el territorio”.

Presentaron un modelo de “Centros móviles” denominados Covid-Movil  ser emplazados en las franjas fronterizas, en  barrios y en zonas rurales del país. Este dispositivo de salud, se trata de  un contenedor operativo que evalúa los signos y data de salud y la misma se transmite a un banco de información espacial. De igual manera, el Covid-Movil sugiere un espacio de aislamiento primario en como medida cautelar en función de la etapa asintomática de la infección del virus.

Plantean además, habilitar infraestructuras de emergencia y mapear posibles zonas de aislamiento domiciliario, supervisados bajo los centros ambulatorios en asentamientos rurales y zonas marginadas de los núcleos urbanos. Sugieren el uso de las aulas móviles del MINERD, para ser localizados como centros de contingencia y distribución controlada de insumos médicos.

Mostraron el desacuerdo con mantener al hospital  Ramón de Lara, en la base aérea de San Isidro, para temas de contingencias de contagiados. Y sugieren establecer una propuesta concreta de aumentar de 300 a disponer de más de 1500 camas y zonas de contención de la pandemia.

En función de la etapa en que se encuentra la pandemia en territorio nacional, plantean que se está a tiempo de realizarle adecuadas zonas de aislamientos a los (56) hospitales de nuevos del gobierno y  suplir de equipamiento médico y pruebas del COVID-19 en las diversas regiones de salud.

Sugieren que en la presente semana, se debe realizar un levantamiento integral en hospitales y centros de salud dominicanos y determinar sus áreas de adaptación para aislados. En ese orden, proponen la importancia de establecer la segmentación de las urgencias en los centros de salud; plantean que se deben diferencias las urgencias no solamente en las zonas de espera,  sino en los boxes o cubículos determinados para tratar el coronavirus y la influenza H1N1.

Sugieren que los centros de salud públicos y privados, deben generar un protocolo de segmentación antes de accesos a emergencia. Herly Valenzuela, especialista en Arquitectura de Salud,  explica: “Los hospitales deben estandarizar sus aislados y cuidados intensivos y un UCI, recomendando otro método diferente al uso de cortinas. Y establecer protocolos de depuración de los sistemas de climatización (filtros para disminuir la incidencia) implementando elementos para eliminar microorganismos en el objetivo es minimizar la ventilación cruzada e impactos en aislamientos”. De igual manera, plantean sanitizar los sistemas de aire acondicionado, especialmente en superficies de alto contacto (Perillas, puertas, pasamanos, botones, timbres) desinfectarlas

Lo esquemas fueron planteados en rueda de prensa del Grupo Estratégico, definiendo que la mayor parte de la población dominicana se asienta en las zonas urbanas y concretamente, mostrando la intención de colaborar para abordar los retos de manera exhaustiva, en respuesta estratégica a las actuales  necesidades de salud, y los impactos económicos y sociales de la nación.

 

Fuente

Petronila Polanco

Otras noticias

La conversión a gas natural de las unidades de generación de la Compañía de Electricidad de San Pedr...
Rosanna Ruiz sirvió al Banco Central de la República Dominicana (BCRD) por varias décadas.
Entre los países que tendrán presencia en el congreso estarán Colombia, Estados Unidos, Venezuela, R...