IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Inteligencia artificial: 9 de cada 10 trabajadores la usaría en su día a día

Uno de los cambios más fuertes que generado la llegada de la inteligencia artificial ha sido sin duda en el mundo laboral, donde mientras unas empresas se resisten y prefieren seguir haciendo las cosas a la vieja usanza, cada vez son más las que dan el salto de fe y empiezan a apoyarse en este desarrollo tecnológico que llegó para quedarse.

Así se aprecia en un informe titulado “Talent Trends 2024” y elaborado por Michael Page, según el cual, además de la influencia de la IA en el desarrollo diario de los empleados, revisa otros aspectos como que los empleados buscan salarios más altos y flexibilidad laboral, mientras que los empleadores enfrentan presiones económicas y políticas de presencialidad más estrictas.

IA

IA

iStock

Esto, según los expertos, es lo que está llevando a que actualmente haya una mayor insatisfacción laboral y una búsqueda activa de nuevas oportunidades de empleo. Todo esto basándose en una encuesta realizada a más de 10,000 trabajadores en América Latina.

El informe presenta hallazgos cruciales y recomendaciones estratégicas para ayudar a los empleadores a alinear mejor las expectativas de sus empleados y optimizar sus estrategias de contratación y retención en el próximo año.

IA

IA

iStock

“Hoy en día vemos algo que denominamos la ‘Revolución Invisible’ y que se está dando por la forma en la que la pandemia ha transformado la motivación y lealtad laboral. Doce meses después, se observa que esta dinámica ha evolucionado, enfrentando a empleadores y empleados con expectativas cada vez más divergentes. Mientras que los empleados buscan salarios más altos y mayor flexibilidad, los empleadores se enfrentan a la presión de un entorno corporativo en rápida evolución”, explicó Page.

Dentro de los hallazgos del estudio, se destaca en primer lugar que a pesar de la disminución global en el crecimiento salarial debido a las presiones económicas, los empleados continúan esperando aumentos salariales que les permitan mantenerse al día con el costo de vida y sentirse valorados.

Home office

Estas son las predicciones de la IA.

iStock

“De hecho, el 62% de los empleadores reconoce que los candidatos estarían dispuestos a cambiar de trabajo por un salario más alto, y el 58% de los candidatos prioriza el salario al aceptar o solicitar un puesto”, explicaron.

La flexibilidad laboral también se ha convertido en una necesidad y no simplemente en un beneficio adicional. Un 43% de los candidatos actualmente trabaja en un esquema híbrido, y esta tendencia es aún más pronunciada en países como Argentina, donde alcanza el 53%. Sin embargo, las políticas internas más estrictas en cuanto a la presencialidad han incrementado la insatisfacción laboral y la búsqueda de nuevos empleos.

Teletrabajo

Teletrabajo

Archivo particular

En cuanto a las iniciativas de Diversidad, Equidad e Inclusión (DE&I), seis de cada diez candidatos han experimentado algún tipo de discriminación en el trabajo, y solo el 28% considera su lugar de trabajo inclusivo. Es crucial que las empresas fomenten una cultura abierta y segura donde los empleados se sientan capaces de denunciar cualquier forma de discriminación, lo cual contribuirá significativamente a la retención del talento.

Por último, en lo que concierne a la inteligencia artificial (IA) sostiene que está jugando un papel cada vez más importante en el entorno laboral. Actualmente, el 28% de los candidatos en América Latina utiliza IA en su trabajo, con Brasil liderando en esta adopción (37%). Además, el 99% de los encuestados está dispuesto a aprender más sobre IA y el 90% tiene la intención de hacerlo para adaptarse a nuevos roles en el futuro.

Para cerrar esta brecha en las expectativas y fomentar un entorno laboral más inclusivo y productivo, Michael Page recomienda algunas estrategias como construir confianza promoviendo una cultura de comunicación abierta y estableciendo expectativas claras.

También es necesario ser resiliente al cambio, gestionando las inquietudes sobre el espacio de trabajo y comunicando la preparación para futuras transiciones. Finalmente, es esencial poner siempre a las personas primero, invirtiendo en el capital humano y equilibrando las necesidades individuales para satisfacer tanto a empleados como a empleadores”, concluyó.