El futuro del Urbanismo y la Arquitectura Post Covid 19

Si estudiamos la historia de las grandes pandemias:

  • La renovación de Paris de 1800, vino dada por, el hacinamiento y la epidemia del cólera, llevan a Napoleon III a encargarle a Haussmann, la renovación de la ciudad. Que incluyó demoler barrios medievales y construir avenidas anchas, nuevos parques y plazas, alcantarillas, acueductos y suburbios.
  • Otro ejemplo fue la peste negra que afecto Eurasia en el Siglo 14, dejo una repentina escasez de mano de obra que motivo a la invención de nuevas tecnologías y estrategias urbanas, desde el invento de la imprenta hasta la búsqueda de una ciudad diferente a la medieval que cumpliera con condiciones de ventilación e iluminación. Mejorando las condiciones de vida y de trabajo
  • Durante la lucha de la propagación de la tuberculosis, el movimiento higienista determina científicamente el volumen de los espacios de trabajo y estudio para optimizar la oxigenación y las horas de sol. Muchas de nuestras soluciones arquitectónicas y urbanas de hoy, son el resultado de esa búsqueda de salud, higiene y confort de esta época.
  • Barcelona, es otro ejemplo que para luchar contra las epidemias que azotaban en el siglo XIX, modifico su tejido urbano de la mano de Ildefons Cerdà para acabar con la insalubridad de la ciudad. Y así logro salir residente de estas epidemias periódicas a través del urbanismo. 

Entonces estamos en un momento de repensar los diseños para cada una de las edificaciones y hacer frente a la necesidad de continuar adelante, como decía Aristoteles: “el hombre es un ser social por naturaleza”, “necesitamos de los otros para sobrevivir”, se “es” en tanto se “co-es” el reto es plantear soluciones para la convivencia en comunidad desde la Ciudad hasta las edificaciones.

La naturaleza de las emergencias nos llevan a cuestinonarnos sobre nuestras formas de vida, nuestra estructura social. Por ejemplo, el 11-S nos llevó a tomar medidas serias de seguridad, y conllevo un nuevo enfoque en términos de diseño de aeropuertos, entre otros. El covid19, sin duda llevara a crear una mayor conexión en las comunidades.

Las ciudades por su lado deberán ofrecer un mayor cuidado ante el cambio climático, modificar el modo de vida, de producción, de consumo, de desplazarnos. Ofrecer mas espacios de recreación, modificar el entorno urbano para aumentar la movilidad peatonal, mas áreas verdes, entre otros.

Necesitamos regresar a ser protagonistas de nuestras ciudades, pues ahora mismo somos una especie de observadores, la mayoría desde nuestros vehículos o desde un espacio en algún edificio. Revitalizar las comunidades con el poder de la arquitectura, unirlas y crear esos espacios de conexión que se perdieron tras décadas de planificación urbana, donde la prisa por acomodarse tuvo prioridad. Dar valor al espacio verde, espacio interior y exterior, y la conexión con la naturaleza. Abordar la calidad de luz, el aire, sonidos, olores, los sentidos en general desde una nueva perspectiva.

Los edificios deberán estar diseñados con nuevas tecnologías porque el mundo no será el mismo después de esta epidemia. Estas tecnologías que eviten el contacto: puertas automáticas, ascensor activados por voz, registros en los hoteles por celular, interruptores manos libres, etiquetas automáticas en maletas y checkings, tiradores para puertas operados con los pies, tecnología para compras del supermercado, fachadas que respiran,  cámaras térmicas, control de la calidad de aire interior, controles de acceso facial o por voz, todos en busca de preservar la salud y evitar el contagio.

En general esta pandemia nos deja mirando hacia un mundo más saludable, enfocado en bienestar y felicidad.  El buen diseño, la flexibilidad y la versatilidad espacial, una correcta orientación, distribución, ubicación, selección de materiales, la experiencia sensorial, la naturaleza, la calidad espacial serán revalorizados en busca de mejorar la salud por medio de nuestros edificios y cuidar el medioambiente.

El reto de las ciudades será ofrecer más proximidad, menos estrés y menos tiempo de desplazamiento. Entonces lo que debemos es planificar la vida urbana, desde el ser humano, su uso para ofrecer calidad de vida en distancias cortas, cumpliendo con las necesidades urbanas esenciales del hombre.

Como arquitectos tenemos una gran responsabilidad somos parte importante de la transición hacia una vida post pandemia. Es el momento de desarrollar los planes para hacer que nuestros hogares, nuestros lugares de trabajo, nuestros espacios públicos y nuestros centros educativos cambien.

En las decisiones espaciales que hagamos hoy, durante esta emergencia, puede que hagan o rompan nuestra habilidad de sobrevivir a crisis similares para nosotros o la próxima generación.

 

Bibliografia:

*El libro de las Pandemias: las 50 Plagas e Infecciones mas virulentas del mundo. Autor Peter Moore

*Health sites and controlled spaces. A morphological study of quarantine architecture. Author Quim Bonastra

 

***La autora es arquitecta, docente, empresaria de la construcción, experta en diseño sostenible, arquitectura bioclimatica y arquitectura de bienestar y salud (wellness architecture)***

 

 

Sobre Yermys Peña,

CEO Partner y Directora de Arquitectura de Construger

Yermys A. Peña Valdez de González  es arquitecta, interiorista, docente y empresaria, egresada de la Universidad Iberoamericana (UNIBE), con un Master en Diseño Arquitectónico, Concentración Arquitectura de Interiores en la PUCMM y Universidad de Coruña, España, y Master en Diseño Sostenible y Arquitectura Bioclimática de la Universidad de Barcelona. Es Asesora para las Certificaciones de Proyectos Sustentables (LEED).

Experta en construcciones sostenibles, es actualmente es CEO Partner y Directora de Arquitectura de la empresa constructora Construger, de la cual ha sido responsable de los diseños arquitectónicos. Dentro de sus obras más recientes está el Edificio Corporativo Vista 311, un edificio de oficinas sostenible orientado al bienestar de los empleados. Se trata del único proyecto corporativo que incluye dos techos verdes para sus usuarios. Esta obra da vida a su propósito como arquitecta, que es diseñar obras que fomenten bienestar tanto a las personas como al entorno.

Apasionada de la arquitectura y del bienestar en las personas, es miembro de la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE), donde forma parte de la Comisión de Desarrollo Sostenible. También forma parte de la Sociedad de Arquitectos de la República Dominicana (SARD) y del American Institute of Architects (AIA, por sus siglas en inglés). Es integrante del programa de Pasantes de Arquitectura de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Iberoamericana (UNIBE), de la que es egresada y miembro del consejo consultivo.

A lo largo de su trayectoria profesional, de casi veinte años de ejercicio, ha combinado el trabajo académico con los proyectos de su estudio. El estilo arquitectónico del que hace gala muestra rasgos que caracterizan el conjunto de sus obras, como el uso de volúmenes livianos, los juegos de luz y la integración de los edificios con el paisaje, pues sostiene que la arquitectura ante todo debe ser ecológica guiada por las pautas de la naturaleza enfocada al bienestar del ser humano, minimizando los impactos destructivos del medio ambiente, preservando la salud y aumentando la felicidad del usuario”. 

Fuente

Yermys Peña

Otras noticias

La mayoría de los combustibles bajarán de precio para la semana del 4 al 10 de julio, destacándose e...
La prioridad del reintegro del personal es una necesidad económica y social.  Esa es la razón princi...
La intervención contó con el apoyo del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), el Ministerio de D...
Tetra Pak, líder mundial en el procesamiento y envasado de alimentos y bebidas, hace 5 recomendacion...
El evento será transmitido a través del canal de Youtube de la institución