Digitalización en el mercado asegurador, una decisión estratégica

Hoy en día nadie duda que el uso de Internet y los dispositivos móviles generó un nuevo paradigma en el que encontramos un perfil de cliente que se desenvuelve muy cómodamente y al que le gusta tener al alcance de su mano, a un solo clic, el poder de decisión y de acción. Un cliente que toma la iniciativa gracias a las facilidades que ofrecen las redes sociales.

En este contexto, estamos viendo nacer nuevas tendencias, como la “cultura colaborativa” aplicada al seguro o los llamados seguros P2P (peer-to-peer). En Europa, existen ya empresas que aplican estas nuevas reglas de juego en países como Francia (Inspeer), Inglaterra (Guevara) o Alemania (Friendsurance).

Es sólo un ejemplo más que demuestra que la digitalización no es una tendencia de futuro, sino que constituye una realidad en nuestro presente. Sin embargo, en el sector asegurador tradicional encontramos que aún queda camino por recorrer para estar a la par de las nuevas tendencias digitales. Sólo 1 de cada 4 aseguradoras afirma realizar en la actualidad una gestión digital de los siniestros y muy pocas entidades ofrecen de forma online la posibilidad a sus asegurados de modificar los siniestros o la póliza.

Hace varios años nos dimos cuenta de que la digitalización era una decisión estratégica de futuro y muchas empresas aseguradoras han dado los pasos adecuados para abordar este cambio. Hoy en día hay que estar preparados para dar un servicio 100% digital de principio a fin en la gestión de un siniestro si el cliente lo requiere.

Este modelo busca transformar todo el proceso a digital, normalizando y aplicando una lógica de negocio basada en datos, mediante la mejora de automatismos.

De esta forma, se recoge información de valor y, al mismo tiempo, fomenta el auto-servicio del asegurado, dándole mayor control para que pueda modificar personalmente y de forma activa todo lo referente a su póliza con respaldo de sus datos y documentación requerida. Por supuesto, no todos los procesos son automáticos, también hay que apoyarse en un asesor de seguros profesional con experiencia para ofrecer una alta calidad de servicio a los asegurados.

Esta estrategia digital permitirá ofrecer una mejor gestión del siniestro y mejorará el conocimiento y la relación con el asegurado.

Con el proceso digital se obtiene una reducción del 50% en la duración del siniestro y de ahorro administrativo por concepto de papelería, lo que se traduce en una mejora.

De esta forma conseguimos una mejor experiencia final, una mayor satisfacción y una mejora de la fidelización y retención del cliente final en un entorno competitivo y de alta rotación en el mercado asegurador.

Otras noticias

14 millones de empleos de aquí al 2027 podrían perderse por la automatización en todo el mundo, segú...
La actriz dominicana Massiel Taveras sigue demostrando su versatilidad y esta vez brilló en la pasar...
Luego de que México recuperara la Categoría 1 de seguridad aérea, Aeroméxico abrirá diecisiete nueva...
La física francesa Anne L’Huillier se ha convertido hoy en la quinta mujer galardonada con el Premio...